Cómo enfrentarte a una feria de empleo con miles de candidatos como tú

Con entusiasmo. Ésa es la mejor manera de acudir a una feria de empleo, sea presencial o virtual, en la que habrá miles de personas como tú buscando trabajo. Y una vez adoptada la actitud correcta, toca destacar por encima del resto para que las empresas se fijen en ti: te damos algunos consejos para que lo consigas.

Las ferias de empleo son entornos muy propicios para encontrar nuevas oportunidades laborales, ya que las empresas que acuden lo hacen en busca de talento y con una buena disposición a recibir currículums. Con lo cual ya tendrás superada la primera barrera en la búsqueda de empleo y contra la que muchas veces te das de bruces cuando envías tu candidatura de manera espontánea.

Para sacar el máximo partido a una feria de empleo tendrás que trabajar en tres fases: antes, durante y después del evento.

La preparación

Consulta toda la información sobre la feria para saber lo más posible sobre la misma. Normalmente este tipo de encuentros suelen tener su propia página web con todos los datos, así que podrás planificar bien tu estrategia.

Lo principal es mirar el listado de empresas participantes y hacer una selección de las que más te interesen; luego investígalas y prepara tu currículum especialmente para ellas. Tampoco te cierres puertas: considera todas las opciones, incluso las que de entrada no te parezcan adecuadas, ya que pueden ofrecer puestos de trabajo atractivos.

No olvides las actividades organizadas. Conferencias y talleres te servirán para aprender y hacer aún más contactos.

El día D

Vístete de manera adecuada y comprueba que tienes todo listo: las copias de tu currículum, tu portfolio y los documentos complementarios (copias de títulos, cartas de recomendación…). No olvides llevar copias digitales en tu teléfono móvil o tablet para poder enviárselas al instante a los reclutadores que te las pidan. Nuestro post 7 cosas que debes llevar a tus entrevistas de trabajo puede servirte de guía.

Acude a la feria a primera hora, así aprovecharás toda la jornada. Visita todos los espacios para saber lo que te puede ofrecer y toma notas de todo lo que consideres interesante: datos de empresas, horarios de actividades, etc.

Si tienes citas previamente concertadas acude puntual. Muéstrate natural y agradable, los nervios te pueden jugar malas pasadas. Resalta tus logros profesionales de forma clara e intenta dar lo mejor de ti mismo para que los reclutadores se lleven una buena impresión de tu candidatura.

Además de las citas programadas, relaciónate con los profesionales de la feria. El networking en este tipo de eventos es muy beneficioso, ya que podrás recabar muchos contactos valiosos. En un futuro, si conoces los nombres y correos de los reclutadores de las empresas será mucho más fácil hacerles llegar tu currículum.

Las redes sociales son también muy importantes. Participa en las conversaciones que se planteen en Twitter utilizando los hashtags oficiales de las ferias, interactúa con sus perfiles oficiales en Facebook, LinkedIn o Google+ y comparte fotos del evento.

El seguimiento

En los días posteriores a la feria permanece atento a tu correo electrónico. Envía emails de agradecimiento a los reclutadores con que te hayas entrevistado, y haz un seguimiento de tus candidaturas. También puedes contactar con quienes hayas conocido en las actividades organizadas en la feria o tomando café junto a un stand.

Lo importante es no dar nada por perdido y agotar todas las posibilidades. Mantener una actitud optimista, confiando en tus capacidades, es la mejor forma de afrontar siempre la búsqueda de empleo.