Cómo mantener el currículum siempre actualizado

La importancia de tener el currículum actualizadoNombre, correo electrónico, teléfono de contacto, formación y experiencia. Son datos vitales que necesitas tener actualizados al máximo en tu currículum si quieres que tus posibilidades de encontrar trabajo sean máximas.

La importancia de tener al día esta información es mayor de lo que piensas. No hay nada más fácil de detectar para un reclutador que un currículum pasado de fecha: bien sea por el formato, bien porque las habilidades que reflejas en él son más propias de otro tiempo (tal vez vaya siendo hora de quitar ese curso sobre Windows 2000 que hiciste en verano).

¿Cuándo tienes que actualizar el currículum? Siempre que quieras. Nunca viene mal darle una vuelta a lo que ya tienes escrito para comprobar si puedes explicarlo más claramente o añadir algún detalle más.

Pero por norma general, deberás repasar tus datos cuando alguno de ellos se haya modificado. En lo que respecta a los datos personales, recuerda tener siempre tu teléfono y correo electrónico correctos, así como tu domicilio. En cuanto a la edad, si indicas tu fecha de nacimiento no tendrás que retocarla cada vez que cumplas años.

En la experiencia laboral y los datos formativos tendrás que hacer lo mismo. ¿Has trabajado en un sitio nuevo? Refléjalo, con las fechas de inicio y fin, el nombre de la empresa y las funciones desempeñadas. ¿Has hecho un nuevo curso? Apúntalo, incluyendo el nombre de la acción formativa, el número de horas y el centro donde la has cursado.

Por último, no olvides la sección de competencias profesionales. Cada trabajo, cada curso, te dan nuevas habilidades que debes incluir en tu currículum. Y no tengas miedo de eliminar las que ya no consideres importantes, para sustituirlas por las más modernas. Eso reflejará que eres un profesional preocupado por mantenerte al día en tu sector.

Tampoco descuides una parte muy importante de tu currículum: la fotografía. Debe coincidir con tu imagen actual y, por supuesto, ser lo más profesional posible. Nada peor que dar una impresión falsa a las empresas o reclutadores que reciban tu candidatura.

De todas formas, aunque no haya cambios destacables en tus datos personales o profesionales te recomendamos que lo revises cada 3 meses aproximadamente. Siempre habrá algo mejorable, una experiencia que puede explicarse de mejor manera o un dato que hayas olvidado añadir anteriormente.

Recuerda también actualizar tus datos en todos los lugares donde los tengas publicados, como portales de empleo o bases de datos oficiales (servicios públicos y bolsas de trabajo). En Ocupa2 puedes hacerlo de forma fácil en la oficina virtual que tienes a tu disposición en tu Zona Privada. Así podremos ofrecer la información más actual a las empresas que busquen profesionales como tú.