Haz que tu perfil de LinkedIn sea perfecto

LinkedIn es la red social profesional más extendida en todo el mundo y por tanto la más útil para encontrar trabajo, no importa cuál sea tu sector. Sabes que tienes que estar en ella, pero no a cualquier precio: descubre cómo conseguir un perfil perfecto y brillar por encima del resto en las búsquedas.

Crear un perfil profesional en LinkedIn es tan fácil como rellenar tu currículum. Con tus datos personales, tu foto, tu experiencia profesional y tu formación académica podrás crear un perfil básico que funcione bien a modo de presentación.

Pero tú necesitas ir más allá. Quieres destacar, que las empresas y reclutadores se fijen en ti; hacerles ver que estás ahí y que tienes mucho que ofrecer como profesional. Para ello tendrás que cuidar de manera especial algunos aspectos de tu ficha personal.

Escoge una foto profesional y de buena calidad

Que incluya un fondo neutro, vestimenta poco estridente y postura seria. Olvídate de selfies frente al espejo ni fotos de tus viajes, por mucho que te gusten y por muy favorecido que te veas en ellas. Según LinkedIn, los perfiles con foto tienen 14 veces más posibilidades de ser visitados.

Redacta un titular conciso, al grano e informativo

Es difícil resumir en cuatro o cinco palabras tu carrera profesional, pero no imposible. Escribe y reescribe todo lo necesario, eliminando cualquier palabra superflua y buscando sinónimos precisos. Podrás pasar de “Electricista titulado especializado en baja tensión con más de 10 años de experiencia” a “Experto redes baja tensión – 12 años experiencia”. Olvídate del manido “en busca de nuevas oportunidades”: si estás en LinkedIn estás en el mercado, y quien se interese por ti ya leerá el resto de tu perfil para conocer tu situación actual.

Trabaja tu extracto

Aún más importante que el titular, tiene que ser un resumen atractivo de tus principales logros y objetivos profesionales. Revisa tu trayectoria y piensa en los momentos más importantes de tu carrera: cosas que has hecho de manera distinta y que hicieron ganar a tu empresa, iniciativas emprendedoras, especializaciones técnicas… cualquier logro del que te sientas orgulloso. Y después reflexiona sobre qué quieres hacer a partir de ahora, en qué empleos crees que podrías dar el máximo de tu potencial, cuál es tu empleo soñado. Con todo ello serás capaz de redactar un resumen que te haga destacar; no lo hagas demasiado corto (escribe al menos 40 palabras) ni demasiado largo.

Incluye tus trabajos no remunerados, prácticas y voluntariados

Todo cuenta, y estas experiencias darán una imagen positiva de tu actitud trabajadora. Nunca sabes qué hará saltar la chispa del interés en una empresa o reclutador.

Evita las palabras comodín

¿Crees que eres creativo, responsable? ¿Que tienes iniciativa? ¿O que estás muy motivado? Seguro que sí, pero también lo creen otros miles de candidatos como tú. No utilices las mismas palabras que emplean todos: busca sinónimos o, simplemente, desmárcate de la manada: tal vez tú seas “original”, “divertido”, “paciente” o “silencioso”. Potencia tus valores y sácales todo el partido para sobresalir por encima de la gran masa.

En definitiva, haz que cualquiera que te encuentre en LinkedIn se interese por tu perfil nada más verlo, puede ser el primer paso hacia tu próximo empleo.

Hay una versión móvil para esta página(AMP). Abrir versión móvil.