Prepárate para las nuevas entrevistas de trabajo

Preguntas incómodas, situaciones de tensión, juegos de simulación… Son situaciones que puedes encontrarte cada vez con más asiduidad en las entrevistas de trabajo: te contamos algunas de las principales técnicas empleadas y cómo afrontarlas.

La entrevista de trabajo tradicional se basa en la comprobación del currículum cara a cara con el candidato. En ella te preguntarán sobre tu trayectoria profesional y académica, y te pedirán más datos sobre los puntos que la empresa considere relevantes.

Sin embargo, poco a poco se abren paso nuevos modelos de procesos de selección en los que se evalúan otras aptitudes y se aplican todo tipo de técnicas psicológicas. El objetivo es que la empresa compruebe que la persona entrevistada se ajusta a las labores y funciones que desempeñaría en el puesto de trabajo de resultar finalmente elegida.

La combinación de técnicas puede ser muy variada. A continuación te contamos algunos de los nuevos modelos de entrevista de trabajo con que podrás encontrarte en tu búsqueda de empleo.

Entrevistas por competencia

Son cada vez más habituales, por oposición a las curriculares: en lugar de preguntarte por la formación y experiencia que reflejas en tu currículum, el entrevistador orientará sus preguntas hacia tus competencias en el puesto de trabajo. Suelen surgir preguntas del tipo: «Pon un ejemplo de alguna ocasión en la que cometieras un error en tu puesto de trabajo y cómo lo solucionaste». Lo mejor en estos casos es contestar con sinceridad y de una forma constructiva; no te vendrá mal prepararte una lista de ejemplos basados en tu experiencia anterior, con situaciones complicadas que resolviste de manera adecuada.

Entrevistas de tensión

Más probables para puestos de trabajo con gran responsabilidad o en entornos de presión, en ellas se te va a poner a prueba creando de manera intencionada situaciones incómodas o estresantes. Puede ser que interrumpan la entrevista varias veces, que el entrevistador se muestre cortante, que minusvalore tus logros profesionales o incluso haga comentarios de mal gusto. Afróntalas con máxima profesionalidad y sin perder la compostura: demostrarás que tu resistencia al estrés es a prueba de bombas.

Entrevistas “originales”

En estas entrevistas proliferan las preguntas que buscan estimular tu pensamiento lateral. Tendrás que enfrentarte con preguntas curiosas, extravagantes o que te parezcan fuera de contexto. Lo que busca el entrevistador es poner a prueba tu capacidad imaginativa, tu rapidez de reacción o tu adaptación a situaciones inusuales. Según el portal de empleo estadounidense Glassdor, éstas son algunas de las preguntas más peculiares que se han realizado en 2014 en procesos de selección de grandes compañías:

  • Si fueses una caja de cereales, ¿cuál serías y por qué? (Bed Bath & Beyond)
  • Si fueses un repartidor de pizza, ¿qué utilidad le darías a unas tijeras? (Apple)
  • Si estuvieses en una isla desierta y pudieses tener sólo 3 cosas, ¿cuáles serían? (Yahoo!)
  • ¿Por qué tiene “pelitos” una pelota de tenis? (Xerox)
  • Si se hiciera una película sobre tu vida ¿a quién interpretarías y por qué? (SinglePlatform)
  • ¿Eres cazador o recolector? (Dell)
  • ¿Crees en el Big Foot? (Norwegian Cruise Line)

Intenta pensar cómo contestarías a estas preguntas de una forma adecuada, ya que en estos casos no hay una respuesta correcta y lo que se suele valorar es el proceso deductivo por el que se llega a esa respuesta. Piensa en qué tipo de empresa te estás entrevistando y si valorarán más una solución lógica, imaginativa, original, simple o compleja.

Hay una versión móvil para esta página(AMP). Abrir versión móvil.