Quiero cambiar de empresa ¿qué debo hacer?

Cambiar de empresa es una decisión tremendamente importante, con diversas implicaciones, por lo que nunca debería llevarse a cabo sin un análisis previo muy meditado.

El principal motivo para cambiar de empresa normalmente es debido a que recibimos una oferta laboral con mejores condiciones a nivel salarial, funcional o de ubicación geográfica. Sin embargo, dimitir en un trabajo en el que se ha conseguido una posición estable en muchos casos no suele ser una decisión acertada.

Por tanto, antes de abandonar tu puesto actual, te aconsejamos que tengas en cuenta y sopeses meticulosamente los siguientes aspectos:

  1. Normalmente un puesto mejor remunerado o mejor situado a nivel jerárquico también conlleva más responsabilidad y, por tanto, mayor esfuerzo, mayor implicación en la toma de decisiones y peores horarios.
  2. Un cambio siempre conlleva adaptarse a un nuevo entorno, una nueva cultura de empresa, un nuevo jefe, nuevos compañeros de trabajo y estos procesos de adaptación también requieren de tiempo y esfuerzo.
  3. En una nueva empresa comenzarás de cero y normalmente con un periodo de prueba vinculado a tu contrato, por lo que tu desempeño será especialmente evaluado y analizado.

No obstante, si tras meditar detenidamente acerca de los riesgos mencionados en los puntos anteriores sigues pensando que ha llegado el momento de cambiar de empresa, te aconsejamos proceder de la siguiente forma:

Comunica tu decisión a tu jefe o superior inmediato

Procura finalizar la relación laboral lo mejor posible. La mejor forma para hacerlo es exponiendo lo que ha motivado tu decisión, dar las gracias por el tiempo en el que has formado parte de la empresa y ofrecerte para colaborar en el proceso de traspaso de conocimientos y de puesto en el personal que te vaya a sustituir.

Redacta una carta de baja voluntaria: sencilla y directa y cortés

En el contenido de la carta tienes que comunicar tu decisión de abandonar la empresa y la fecha en la que harás efectiva dicha decisión. La fecha de efecto de la baja voluntaria es una cuestión bastante relevante, dado que la mayoría de los convenios establecen un periodo de preaviso y una sanción económica en el caso de que no se cumpla con dicho preaviso. Lo ideal es preavisar con el máximo de tiempo posible, si quieres hacer una salida planificada, ordenada y amigable.

 

Recibe copia sellada de la comunicación e infórmate de los siguientes pasos a seguir

Entrega la carta de baja voluntaria al Departamento de Recursos Humanos o a su Jefe inmediato en su defecto, y solicita que te den una copia sellada como recibí de la comunicación. Aprovecha este momento para preguntar acerca de cómo continuará el proceso de liquidación y entrega de documentos.

 

Recoge toda la documentación de tu baja

El día que finalice tu relación laboral con la empresa, no olvides recoger toda la documentación relativa a tu baja voluntaria: certificado de empresa, última nómina, y liquidación.

Y durante los días de preaviso que continúes trabajando en la empresa, procura seguir dando lo mejor de ti como trabajador y dejar una huella positiva, tanto en tu jefe como en tus compañeros. Recuerda lo siguiente:

“Tu pasado profesional forja los pilares de tu futuro laboral”.

 

Hay una versión móvil para esta página(AMP). Abrir versión móvil.