Comparativa de contratos de trabajo en España

A pesar de que existen 4 tipos de contratos laborales en España (indefinido, temporal, para la formación y el aprendizaje y en prácticas), las particularidades amplían las modalidades de contratos enormemente. En esta comparativa de contratos contrastaremos, grosso modo, los 4.

 

Condiciones

Cualquiera puede firmar un contrato temporal o indefinido, pero no los contratos para la formación y el aprendizaje, clases de contratos dirigidos a jóvenes sin formación académica ni profesional de entre 16 y 25 años (también de menores de 30, hasta que el paro baje del 15 %). El contrato en prácticas persigue ofrecer al trabajador una experiencia adecuada a su formación universitaria, formación profesional o equivalente.

Duración

En los contratos laborales indefinidos no se especifica duración. Los temporales sí establecen un plazo de finalización de la relación contractual. En el contrato para la formación y el aprendizaje la duración máxima será de tres años, con un plazo mínimo de un año. El contrato en prácticas, por regla general, puede extenderse de 6 meses a 2 años.

Jornada

Los contratos indefinidos pueden ser a tiempo completo o parcial, con la opción de la modalidad fijo discontinuo en sectores y empresas en los que la actividad es intermitente o estacional. Los temporales podrán ser de jornada completa o parcial. En el contrato para la formación y el aprendizaje la jornada siempre será completa, correspondiendo un porcentaje de la misma a la formación. El contrato en prácticas puede celebrarse a jornada completa o parcial.

Retribución

En el contrato en prácticas la remuneración, nunca inferior al salario mínimo, será del 60 y 75 % del sueldo de un trabajador equivalente, durante el primer y segundo año. En el contrato para la formación y el aprendizaje, el trabajador cobra en proporción a la jornada efectiva realizada.

 

Os recomendamos la lectura de “Diferencias entre el contrato en prácticas, los becarios y el contrato para la formación y el aprendizaje“.