Cosas a tener en cuenta si quieres convertirte en un trabajador freelance

Quizás hayas oído la palabra freelance a más de una persona pero no te has parado a pensar lo que significa ni cómo conseguir ser uno de ellos.

Como tantas otras palabras traídas del inglés, hemos acuñado la palabra freelance para referirnos a aquel trabajador que realiza sus funciones por cuenta propia, lo que se ha conocido y se conoce hasta ahora como un trabajador autónomo.

Como tantas otras decisiones, tomar la iniciativa de convertirte en trabajador freelance no puede ser algo que hagas de la noche a la mañana. Debes pensar como vas a organizar tu tiempo, como vas a darte a conocer y como vas gestionar tu ‘empresa‘.

En este artículo queremos compartir algunos de los puntos previos a tener en cuenta para dar el paso hasta convertirte en trabajador freelance.

1. Trabajar solo puede tener sus inconvenientes.

Como todo trabajo tiene sus pros y sus contras y puede que al principio no sepas organizarte del todo bien o no sepas qué hacer en cada momento. Aprende a organizar tu día a día para conseguir ser lo más productivo posible.

2. Haz un plan financiero

Ten claro cómo vas a organizar tus ingresos una vez los tengas. Ten en cuenta que el trabajador freelance puede obtener ingresos hoy pero mañana no tener ningún trabajo. Es difícil crearte una previsión ya que va a ser dificíl estimar el volumen de trabajo que tendrás el mes que viene o el siguiente.

3. Cuida tu propia marca, tu propio nombre.

En este caso, ser trabajador freelance conlleva que te hagas conocer por tu nombre, por tu marca personal, por ti mismo. Tienes que aprender a venderte lo mejor posible a tus futuros clientes, tener una buena web y saber venderte genial.

4. No descuides tu aprendizaje.

Independientemente del sector al que te vayas a dedicar, ten en cuenta que tendrás que seguir aprendiendo y mejorando para destacar sobre la competencia. No pienses que el trabajo de Freelance es estático.

5. ¿ Trabajar desde casa o desde oficina?

Pensarás que trabajar desde casa puede ser algo maravilloso, pero también tiene sus inconvenientes.

Llegar a concentrarse en casa puede suponer todo un esfuerzo, así que si vas a trabajar desde casa, habilita un espacio que consideres tu rincón de trabajo. Si por el contrario vas a trabajar en una oficina los inconvenientes ya los conocerás casi con seguridad.

6. Si eres menor de 30 años, puedes acogerte a la opción de compatibilizar tu alta de autónomo con tu prestación por desempleo.

Puede ser una buena alternativa a tu situación de desempleo. Puedes solicitar la opción de compatibilizar dentro de los 15 días siguientes al darte de alta de autónomo. Si te interesa esta opción puedes informarte más sobre ello en cualquier oficina del servicio público de empleo.

Hay una versión móvil para esta página(AMP). Abrir versión móvil.