Sectores y perfiles profesionales que indican un repunte en el mercado laboral

Las cifras del empleo arrojan cada mes resultados aparentemente contradictorios: el número de desempleados sigue bajando pero al mismo tiempo sube la tasa de paro.

¿Hay que ver el vaso medio lleno o medio vacío? Toca analizar los perfiles y sectores que pueden ser indicativos de una mejora en el mercado laboral.
La Encuesta de Población Activa (EPA) que se publica trimestralmente en España parece entrar en contradicción con los datos mensuales del desempleo. En el último informe dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), conocíamos que el paro había bajado en 13.100 personas en lo que llevamos de 2015, pero que sin embargo la tasa de paro subía del 23,70 % al 23,78 % y que se habían destruido 114.300 empleos.

¿Qué ocurre? ¿Por qué las cifras a simple vista no ofrecen un panorama exacto de lo que está ocurriendo? Porque los datos que maneja cada mes el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y los que trimestralmente nos da la EPA proceden de fuentes distintas: respectivamente, los de las oficinas de empleo sobre parados registrados y los de una encuesta entre la población activa general (mayores de 16 años en condiciones de trabajar).

Así, cuesta ver por dónde van los pasos de la recuperación económica mirando sólo las cifras. Hay que ir más allá y realizar un análisis por sectores y ocupaciones, buscando aquellos perfiles y sectores que pueden anticipar la mejora del mercado laboral.

Y es que existen profesiones y ámbitos en los que las tendencias de contratación indican mucho más de lo que se puede ver a simple vista. Son indicadores que nos muestran cómo se va a mover la economía en los próximos meses, y por tanto, el empleo.

Recursos humanos y consultoría

El sector de recursos humanos y consultoría, así como todos los perfiles profesionales relacionados con él, están experimentando un repunte en las contrataciones. El Informe Internacional de Tendencias en Recursos Humanos relativo a 2014 muestra que fue una de las profesiones con mayor porcentaje de contrataciones y menor tasa de despidos.

Si las empresas necesitan personal especializado en este ámbito es precisamente porque prevén aumentar sus plantillas y mejorar su organización interna. Las contrataciones que se produzcan hoy en recursos humanos supondrán más contrataciones mañana en el resto de sectores.

Comerciales

Las empresas necesitan comerciales porque está subiendo el consumo y no quieren perder cuota de mercado: requieren profesionales para vender sus productos y servicios. Los directores de ventas, los agentes y representantes comerciales y los profesionales de la comercialización son algunas de las ocupaciones con mejores perspectivas laborales, según el SEPE.

Si el consumo sube, suben las ventas y suben las contrataciones. Matemáticas simples pero tangibles.

Sectores industrial y logístico

Las nuevas contrataciones en logística subieron casi un 31 % en marzo, una tendencia que es prácticamente constante en los últimos meses. Las empresas necesitan mover cada vez más mercancía, y eso nuevamente no puede ser sino un indicador de que el consumo se reactiva, algo que arrastra de forma positiva a toda la economía.

Eso también repercute en el sector industrial, pilar básico en las cifras de cualquier país. Son particularmente buenas las tendencias de contratación en los sectores del automóvil, alimentación y bienes de equipo, no sólo en perfiles básicos sino también en profesionales especializados en la generación de producto y nuevos proyectos.

Empresas de trabajo temporal

Las ETT han “disparado la contratación”, según indica la Asociación de Agencias Privadas de Empleo. En 2014 se creó empleo neto por primera vez en nuestro país desde que empezó la crisis; las empresas de trabajo temporal fueron parte activa de este crecimiento, con un récord de 2.705.043 contrataciones.

La buena salud de este tipo de compañías es un indicador clásico para conocer las tendencias del mercado laboral, tanto para la mejora o para el empeoramiento. Ahora estas cifras sólo pueden indicar una cosa: las empresas han perdido el miedo a contratar, después de años apretándose el cinturón y aguantando con plantillas muy básicas.

Reestructuración de cara al futuro

Los expertos en análisis del mercado laboral coinciden en que las empresas españolas están inmersas ahora mismo en un proceso de reorganización de sus estructuras en busca de una mayor efectividad que implica, por un lado, prudencia a la hora de elegir con cuidado a los perfiles que necesitan y, por otro, optimismo para abrir nuevas ventanas (internacionalización, especialización, nichos de mercado específicos).

Todos estos son indicadores que apuntan a una mejora en el mercado laboral, más allá de las cifras estadísticas de paro. Se prevé que sea un proceso largo y progresivo, pero por ello arroja más esperanza de que sea sólido y constructivo a largo plazo para una economía muy tocada por la crisis.

Hay una versión móvil para esta página(AMP). Abrir versión móvil.