Ocupa2 informa sobre los contratos para la formación y el aprendizaje

 

Tras la regulación de los contratos para la formación y el aprendizaje, cada día son más los jóvenes que nos solicitan en Ocupa2, Agencia de Colocación, información sobre este tipo de contratación y el fin que se persigue con los mismos y los beneficios o desventajas que les pueden suponer a ellos.

Durante el primer año de trabajo el salario a recibir por el trabajador está establecido en un 75 % del Salario Mínimo Interprofesional,  porcentaje que aumentaría en los dos años siguientes, siendo éste de un 85%, sí la duración del contrato para la formación y el aprendizaje se extendiera hasta 3 años.

El salario a percibir por el trabajador es directamente proporcional a la jornada de trabajo, es decir, el trabajador que es contratado con un contrato para la formación y el aprendizaje, durante el primer año trabajará de forma efectiva un 75% de la jornada laboral que tenga la plantilla, el resto de horas las tendrá que dedicar a la formación.

La formación que reciba el trabajador debe estar directamente relacionada con la actividad que desarrolla y con el sector de la empresa, pudiendo entender esto como “formación dual”, mientras el trabajador aprende una profesión y recibe una formación.

A su vez la empresa, con este tipo de contratación, tiene la ventaja que formará a los trabajadores según sus requerimientos y necesidades empresariales, y se beneficiarán de las bonificaciones sociales que obtienen.

Este tipo de contratos ha nacido con el objetivo de dotar a los jóvenes  sin titulación,  de una cualificación profesional que posteriormente podrán acreditar oficialmente, ya que el desempleo juvenil en España es un fenómeno aparte de persistente, agravante en el tiempo actual y que denota el alejado paralelismo entre el sistema de educación actual y el mundo laboral, acercando con este tipo de contratación y la formación que se ofrece con la misma, la formación al mundo real del trabajo.

En Ocupa2, Agencia de Colocación, recomendamos a todas aquellas personas menores de 30 años que carezcan de formación reglada, que acepten este tipo de contratación laboral, ya que a través de ella y de la formación que la empresa ofrece van a poder obtener una titulación certificada y profesional que les va abrir camino en el mundo laboral.

Por lo general, hasta ahora, a los demandantes de empleo que hemos insertado laboralmente con este tipo de contratación, el salario que están recibiendo no es el 75% sobre el Salario Mínimo Interprofesional, sino que el porcentaje se calcula sobre el Salario establecido por Convenio Colectivo al que se refiera la actividad de la empresa y con la categoría profesional que se le contrate, con lo que entendemos que la mayor parte de las empresas con la que estamos contactando son conocedoras y conscientes de que el salario debe ser acorde al trabajo que se realiza.

Audiolís, ofrece este tipo de formación, es decir, los contenidos de los cursos que ofrecen para los contratos para la formación y el aprendizaje, son los establecidos por ley para la obtención de los certificados de profesionalidad.