5 consejos antes de firmar el finiquito

Si en estas fechas navideñas prevés que vas a finalizar la relación laboral con tu empresa y vas a tener que firmar el finiquito, te recomendamos que sigas los consejos que te facilitamos en este artículo, para que no se te amargue la época más dulce del año.

Lo primero que hay que tener claro es qué es el finiquito, dado que en muchas ocasiones se confunde con la indemnización, y son dos conceptos diferentes aunque ambos se entreguen en el momento de finalizar una relación laboral.

El finiquito es un documento en el que la empresa indica las cantidades que efectivamente debe abonar al trabajador en el momento de la finalización de la relación laboral. Estas cantidades se abonan con independencia de la forma en la que el trabajador haya abandonado la empresa (baja voluntaria, despido, o finalización de contrato).

 

¿Cómo se compone el finiquito?

Se incluyen las siguientes partidas:

  • El salario de los días trabajados durante ese mes. En ocasiones, este concepto se incluye dentro de la nómina, pero puede meterse dentro del finiquito.
  • La parte proporcional de las pagas extraordinarias no disfrutadas.
  • Los días de vacaciones a los que se tiene derecho y no han sido disfrutados.
  • Las horas extra realizadas y no pagadas.
  • Pluses y pagas de beneficios que se hayan generado y no se hayan pagado.

En cuanto a la indemnización, no se tiene derecho a ella siempre que se produce una extinción de contrato, sino sólo en el caso de que la extinción se haya realizado a instancias de la empresa y no del empleado (despido improcedente, despido colectivo, despido por causas objetivas, o extinción de relación laboral por fin de un contrato temporal).
Ahora que ya tenemos claro qué es el finiquito, a continuación te facilitamos 5 consejos fundamentales que deberías tener en cuenta si se te da el caso de tener que firmar uno.



Cuestiones a tener en cuenta antes de firmar el finiquito

Antes de firmar nada, comprueba que en el finiquito están incluidos todos los conceptos que te corresponden y que las cantidades son correctas. Si estás 100% seguro de que el finiquito es correcto, puedes firmarlo. En el caso de que no tengas claro si está todo incluido, puedes firmar poniendo “pendiente de revisión”. Y si detectas que falta algo, indícalo para que lo incluyan, y si la empresa no lo incluye, indica en el documento los conceptos que no te han incluido y firma poniendo “no conforme”. Por último, si en el momento de la firma no te dan el dinero en metálico, sino mediante cheque o transferencia, firma poniendo “pendiente de cobrar cheque” o “pendiente de recibir transferencia”.

Datos a verificar antes de firmar el finiquito

Verifica que la fecha indicada en el finiquito se corresponde con el día de la firma del mismo. En ocasiones las empresas ponen por error otra fecha, o directamente no ponen fecha, y en estos casos hay que firmar el documento indicando la fecha en la que se firma, con objeto de que quede constancia de cuándo se ha firmado el documento, dado que ello cuenta en el cálculo de distintos plazos, como por ejemplo el verificar si la empresa ha cumplido con el plazo de preaviso en el caso de un despido.

 

Pide copia de los documentos que firmes

Pide copia, firmada y sellada por parte de la empresa, de todos los documentos que firmes. Del documento del finiquito siempre se tendrían que dar a firmar dos copias, una para la empresa y otra para el trabajador.

 

¿La empresa te puede obligar a firmar el finiquito?

Ten claro que la empresa no te puede obligar a firmar el finiquito. Si se diese el caso de que la empresa no te permitiese poner en el documento los comentarios que te hemos indicado en el punto primero, estás en tu derecho de no firmar el documento, y la empresa no te puede obligar a firmarlo. Además, la empresa tiene la obligación de pagar el finiquito, lo haya firmado o no el trabajador, y el hecho de cobrar el finiquito por parte del trabajador no implica la aceptación del mismo.

Ten claro que la empresa no te puede obligar a firmar el #finiquito Clic para tuitear

 

Grabación de conversación en la entrega del finiquito

Si lo estimas necesario, puedes grabar la conversación de entrega del finiquito, o pedir la presencia de un representante de los trabajadores (en el caso de que exista en la empresa esta figura)

Si te sientes presionado por parte de la empresa en el momento de la firma, o has recibido algún tipo de amenaza, puedes grabar la reunión sin necesidad de avisar que estás grabando, y de esta forma contarás con pruebas de este tipo de actos abusivos por parte de la empresa. Además, el trabajador tiene un plazo de un año para reclamar el finiquito, en el caso de que la empresa no lo pague, presentando una papeleta de conciliación y en el caso de no haber acuerdo en el acto de conciliación , presentando una demanda ante los Juzgados de lo Social.

 

En definitiva, no firmes nada sin antes leer detenidamente la documentación, y añade en el documento del finiquito todos los comentarios que estimes oportunos antes de firmarlo.

¿Quieres calcular tu finiquito? Puedes hacerlo aquí

Calcula tu finiquito

 

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

Angustias Pendón

Coordinadora Académica del centro de formación presencial en Málaga de Audiolís.  

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.