Contratar a teleoperadores: requisitos y funciones

Si estás pensando en aumentar tu mercado potencial o en incrementar tus posibilidades de venta te recomendamos que apuestes por el telemarketing, una de las herramientas de venta por excelencia. 

Cuando hablamos de telemarketing, nos referimos al servicio de atención al cliente a través del teléfono, uno de los elementos fundamentales en las empresas, ya que se ofrece a los clientes información primordial y esencial sobre los productos con los que cuentan, además de incrementar la reputación de la compañía si se utiliza adecuadamente. Por este motivo, es recomendable contar con teleoperadores que ofrezcan un buen servicio al cliente.

Competencias clave de los teleoperadores

Atención telefónica, competencias administrativas o gestión del CRM. Estas son algunas de las competencias con las que debe contar todo miembro que se integre en el Departamento de Telemarketing. Además, a la hora de seleccionar teleoperadores debemos procurar que cuenten con una serie de cualidades personales, entre las que destacan:

✅ Empatía. Sin lugar a dudas, es el rasgo principal que debe caracterizar a cualquier teleoperador, pues debe mostrar comprensión por las necesidades del cliente para atender sus problemas.

✅ Facilidad de palabra. El empleado del servicio de atención al cliente debe saber expresarse adecuadamente y explicar detalles y procesos con rapidez que, en algunas ocasiones, no son fáciles de aclarar.

✅ Capacidad de persuasión y actitud positiva. Para poder llegar al cliente, el teleoperador tiene que convencerle de las ventajas y cualidades del producto o del servicio que está ofreciendo.

✅ Apacibilidad. El teleoperador debe ser una persona serena que sepa mantener la calma en situaciones de tensión y que tranquilice al consumidor cuando se produzcan problemas alrededor del proceso de venta.

Funciones de los teleoperadores

Entre las responsabilidades del empleado de Telemarketing, destacan:

✅ Realizar la venta de productos y servicios a través de diferentes canales de comercialización.

✅ Transmitir y recibir información con clientes y agentes externos a la empresa.

✅ Gestionar documentación administrativa y relacionada con el proceso de compra.

✅ Asesorar y resolver cualquier clase de incidencia, consulta o problema.

✅ Ofrecer apoyo al resto de departamentos cuando sea necesario.

¿Qué formación deben cursar los teleoperadores?

Para poder desarrollar profesionalmente las funciones de un teleoperador, se debe garantizar que éste puede desarrollar su trabajo ofreciendo un servicio óptimo al cliente, al tiempo que se implica en la estrategia comercial de la empresa. Se trata de un empleo que requiere que el trabajador cuente con formación específica en diferentes áreas:

✅ Técnicas de ventas y procesos comerciales.

✅ Venta online. Aprovisionamiento y almacenaje en la venta.

✅ Animación y presentación del producto en el punto de venta.

✅ Información y atención al cliente y al consumidor.

✅ Gestión de la atención al cliente.

✅ Técnica de comunicación y atención al cliente.

✅ Atención al cliente en inglés, a nivel usuario.

En la actualidad, existen muchas compañías que ofrecen servicios de formación, hostelería o sanidad, en las que los clientes necesitan recabar mucha información y realizar varias consultar. Por este motivo, es necesario contar con profesionales cualificados que se encarguen exclusivamente de atender las solicitudes de los consumidores y mejorar la calidad de los servicios prestados.

Si estás pensando en contratar a un teleoperador, puedes incorporarlo a tu empresa a través del contrato para la formación y el aprendizaje, la modalidad que más ventajas presenta en la actualidad, ya que permite a la empresa ahorrarse hasta el 100% de las cuotas a la Seguridad Social, además de disfrutar de otros incentivos económicos.

Además, el contrato de formación permite al trabajador obtener una titulación oficial, el Certificado de Profesionalidad, a la par que trabaja. Para contratar a un teleoperador con un contrato de formación se pueden optar por una gran variedad de Certificados de Profesionalidad, dependiendo de la formación previa con la que cuente el candidato. Por ejemplo:

  • Certificado de Profesionalidad de Operaciones auxiliares de servicios administrativos y generales, para la contratación de un perfil sin ningún tipo de estudios previos.
  • Certificado de Profesionalidad en Actividades de venta, para la contratación de perfiles que al menos cuentan con la ESO u otro tipo de formación.
  • Certificado de Profesionalidad de Gestión de llamadas de teleasistencia, para la contratación de perfiles con el título de la ESO u otra clase de formación similar.

Por último, cabe resaltar que no existe limitación alguna en torno al número de contratos formativos que puede realizar una empresa. Se podrán realizar tantas contrataciones en esta modalidad como se crea oportuno.

 

Más información sobre el certificado de profesionalidad de teleasistencia

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.