Qué hacer tras una entrevista de trabajo

Seguro que puedes empatizar con esta situación. Has salido de una entrevista de trabajo y desde ese mismo momento no puedes dejar de mirar tu pantalla del teléfono. Esperas que suene cuanto antes y te den buenas noticias. Necesitas que el puesto sea tuyo ya que podría ser una oportunidad para acceder al puesto que tanto has buscado.

Esta situación produce incertidumbre y no sabes cómo actuar: ¿llamar a la empresa para que te reporte el estado del proceso? ¿dejar pasar los días?

Para ayudarte a gestionar esta situación te contamos algunos pasos que puedes llevar a cabo y que podrían suponer una ayuda para poder pasar esta situación, e inclusive, contar mucho más de ti y tu perfil a la empresa.

🔶 Evalúate. Analiza qué papel has tomado durante la entrevista. De esta manera podrás potenciar o corregir comportamientos en las próximas entrevistas laborales. Apunta las preguntas que consideras que podrías haber mejorado y reflexiona sobre ellas ya que podrían volver a repetirse.

🔶 Envía un email de agradecimiento (personalizado) a las personas que te atendieron en el que puedas explicar el interés por la participación en el proceso una vez conocidos los detalles de este. No es cuestión de “rogar” sino de mostrar interés y ponerte a disposición del nuevo proyecto porque consideras que eres el candidato que podría aportar valor.

🔶 Si puedes, aporta referencias de tus anteriores empleos, puedes incluir los datos de contacto en este mismo mail. Por simple cortesía, las personas que das como referencia deberían ser conscientes de que las estás usando como tal. Escríbeles brevemente y pídeles con educación que estén atentos y, por supuesto, no te olvides de darles las gracias.

🔶 Valora las ventajas e inconvenientes del puesto de trabajo, es momento de valorar el cambio. Recuerda que no solo las empresas seleccionan, tú tienes que cuadrar en el proyecto. Esto puede evitar que en un futuro no te arrepientas.

🔶 Prepárate para cualquier respuesta. Lo deseable es que la empresa se vuelva a poner en contacto contigo, pero es posible que en el caso de que no seas el candidato seleccionado no realicen esta última toma de contacto. En el caso de que te informen de una respuesta negativa muéstrate motivado por seguir participando en procesos futuros y aprovecha la relación que has podido entablar con el reclutador para mantener viva tu red profesional.

🔶 Contacta con el reclutador por LinkedIn. De esta manera podrá tenerte presente y podrá valorar tu actividad. Cuida tus redes sociales.

🔶 Guarda el número de teléfono por el que te llamaron para realizarte la entrevista de trabajo, por si en algún momento tuvieras que contactar con ellos, pero no llames a la empresa a no ser que pase una semana. Seguramente están viendo a más candidatos y la persona responsable del proyecto debe tomar una decisión.

🔶 En el caso de que no seas la persona seleccionada no lo tomes como un fracaso. Entendemos que pueda parecer que se cierra una puerta, pero has tenido la oportunidad de dar a conocer tu perfil que, aunque no haya sido de la manera que querías no quiere decir que en un futuro no lo sea.

¿Sabes qué hacer después de salir de una entrevista laboral? Clic para tuitear

Recuerda que, ante una entrevista de trabajo, lo importante es mantener una actitud positiva y darle un enfoque profesional.

¡Estoy segura de que conseguirás lo que te propongas… solo es cuestión de tiempo!

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

Eloísa Blanco - Ocupa2

Eloísa Blanco

Reclutamiento y selección de personal en Ocupa2

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.