La brecha entre la formación reglada y las ofertas de empleo

Desgraciadamente no es una opinión personal, sino que es una triste realidad de la que cada vez se habla más desde distintos foros de empleo y medios de comunicación: “la formación reglada no cubre las necesidades de lo que demanda el mercado laboral”. Es decir, en las ofertas de empleo se están solicitando requisitos que no cumplen los candidatos/as, debido principalmente a la falta de cualificación.

Los requisitos y perfiles profesionales que demandan las empresas en España, para cubrir sus ofertas de empleo, cada vez se distancian más de la cualificación que obtienen los alumnos mediante la formación reglada (especialmente la universitaria). Esto se debe principalmente a tres características de los actuales planes de estudio de la formación reglada:

  1. Tienen un carácter excesivamente teórico, adolecen de una orientación más práctica y de especialización.
  2. No se adaptan a las innovaciones tecnológicas con la frecuencia necesaria.
  3. No se actualizan a los puestos emergentes y nuevas demandas del mercado laboral.

Todo esto está ocasionando que la formación reglada se aleje cada vez más de las necesidades reales de las empresas, por lo que actualmente sufrimos la paradoja de que se quedan miles de puestos vacantes sin poderse cubrir, a pesar de la alta tasa de desempleo existente, debido principalmente a la baja cualificación digital de las personas desempleadas y/o falta de formación práctica y especializada.

¿QUÉ ESTÁN DEMANDADO LAS EMPRESAS EN SUS OFERTAS DE EMPLEO?

De forma resumida, podríamos decir que son tres los principales requisitos que aparecen en las ofertas de empleo, concretamente los siguientes:

  • Experiencia laboral previa. La experiencia profesional es un requisito presente en el 79,6% de las ofertas de empleo en España (según datos de Infoempleo y Grupo Adecco de este año). Estos datos demuestran que este es uno de los elementos más valorados por las empresas para evaluar las candidaturas recibidas a través de un anuncio de empleo.
  • Titulación de Formación Profesional para el Empleo. 4 de cada 10 ofertas de trabajo están destinadas a candidatos/as con estudios de Formación Profesional para el Empleo, tales como Certificados de Profesionalidad, Formación Dual, y ciclos de FP. De hecho, la oferta de empleo para candidatos/as que tienen estudios de Formación Profesional para el Empleo se ha incrementado en España un 10,62% durante el último año, encadenando así cuatro ejercicios consecutivos de aumentos.
  • Competencias o habilidades profesionales. Muy al contrario de lo que mucha gente cree, sólo un 2% de las ofertas de empleo en España solicitan una titulación de postgrado (según un estudio de Adecco de este año); sin embargo, ha crecido fuertemente la demanda de perfiles con determinadas competencias o habilidades profesionales, en lugar de determinados títulos. Concretamente, las competencias digitales son una de las más demandadas o solicitadas en las ofertas de empleo, prácticamente se solicitan estas competencias para cualquier puesto de trabajo, debido al proceso de transformación digital en el que se encuentran inmersas las empresas desde hace ya varios años.

 ¿QUÉ FORMACIONES ESTÁN MÁS AJUSTADAS A LA DEMANDA DEL MERCADO LABORAL?

Como hemos comentado anteriormente, los datos de contratación de estudiantes de Formación Profesional para el Empleo son altamente satisfactorios, por lo que podríamos afirmar que tanto los Certificados de Profesionalidad, la Formación Dual y los ciclos de FP tienen actualmente una oferta académica y planes de estudios bastante ajustados a lo que el mercado de trabajo demanda.

De forma resumida, podríamos decir que las formaciones más ajustadas a la demanda del mercado laboral se caracterizan por:

  • Enseñanza intensiva enfocada al desarrollo de habilidades y competencias profesionales
  • La alternancia entre formación y empleo (formación dual).
  • Un marcado carácter práctico, incluyendo horas específicas para la realización de prácticas.
  • Uso de las nuevas tecnologías, incluyendo la digitalización en la materia de la que verse la acción formativa.
  • Planes formativos flexibles, con actualizaciones continuas para ajustarlos a tendencias y nuevas necesidades del mercado laboral.
  • Incluir la formación de profesiones digitales y profesiones emergentes.

 QUIERO CONSEGUIR TRABAJO ¿EN QUÉ DEBO FORMARME?, ¿CÓMO PUEDO INCREMENTAR MI NIVEL DE EMPLEABILIDAD EN EL ACTUAL MERCADO DE TRABAJO?

Lo primero que debemos tener claro que es la formación es clave para quienes buscan su primer empleo o reincorporarse al mercado laboral. No obstante, aunque tengamos clara esta premisa, nos suelen surgir muchas dudas a la hora de decidir qué estudiar para lograr un puesto de trabajo: ¿lo que me apetece?, ¿lo que demanda el mercado laboral?,… Para dar una respuesta correcta a estas preguntas el autoconocimiento es esencial, al igual que también lo es conocer el mercado laboral, por lo que te recomiendo lleva a cabo el siguiente análisis en tres fases:

  1. Cuál es mi punto de partida: qué sé hacer, qué experiencias profesionales previas tengo, qué valor puedo aportar, cuáles son mis puntos fuertes y mis puntos débiles, etc.
  2. Dónde quiero ir: qué me atrae, qué me motiva (y si eso que me motiva es algo que el mercado laboral necesita), qué es lo que más están demandando las empresas en la zona geográfica donde quiero encontrar empleo, etc. Siempre ten en cuenta que si no estás al día de lo que pide el mercado de trabajo, nunca habrá mercado para ti.
  3. Diseñar la estrategia y ponerla en marca: qué medios y recursos voy a utilizar para reciclarme o ponerme al día, cómo voy a superar mis puntos débiles, cómo voy a adquirir los requisitos de las ofertas de empleo que aún no tengo, etc. Con las respuestas que des a esta última fase tendrás más claro qué formación realizar, en qué materia o materias, y en qué modalidad (presencial, online, semipresencial).

 QUIERO CONSEGUIR UN TRABAJO MEJOR, ¿TENGO QUE VOLVER A ESTUDIAR?

El aprendizaje continuo, o formación continua, a lo largo de toda la vida profesional es esencial para quienes buscan un cambio o una mejora en su carrera profesional.

El mercado laboral es cada vez más cambiante, competitivo y exigente, por lo que para conseguir un mejor trabajo es primordial tener una actitud de formación continua y obligarnos a estar continuamente aprendiendo para no quedarnos fuera del mercado.

Además, hay que tener en cuenta que en España un 14% de las personas empleadas se encuentra en búsqueda activa de otra oportunidad laboral, siendo la tasa más alta de Europa (según un reciente estudio de la empresa de trabajo temporal Randstad), por lo que en muchas ocasiones en los procesos de selección tenemos que competir con candidatos/as que tienen una mayor experiencia laboral, por lo que tener una mayor cualificación nos ayuda claramente a que nuestra candidatura sea más competitiva.

En resumen, elige muy bien en qué formarte, teniendo en cuenta la demanda del mercado de trabajo, para que realmente incrementes tu nivel de cualificación y empleabilidad; y nunca dejes de formarte, para que tu candidatura siempre sea competitiva y tu futuro profesional sea cada vez más prometedor.

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

Angustias Pendón

Coordinadora Académica del centro de formación presencial en Málaga de Audiolís.   

 

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.