Las 5 actitudes que te servirán para encontrar empleo

Debido a la crisis hay un mayor número de demandantes que ofertas de empleo, por ello es un buen momento para saber cuáles son las actitudes que las empresas están buscando para contratar personal.

Hay una tendencia generalizada, y es que buscan a gente audaz, positiva y con iniciativa. Las organizaciones prefieren a gente con una buena actitud y disponibilidad, porque las áreas se pueden aprender, pero es muy complejo cambiar de personalidad.

¿Cuáles son las actitudes para encontrar trabajo?

1. Confianza en ti

Es muy importante la confianza en uno mismo para emprender un proyecto, como es la búsqueda de trabajo. Lo principal es conocernos y aceptar quiénes somos.

La creación de una marca personal puede ser una opción para reforzar la confianza en uno mismo. La marca personal nos permite distinguirnos de la competencia, para ello es fundamental describir nuestras fortalezas y saber qué puntos deberíamos mejorar para alcanzar nuestro puesto de trabajo.

2. Motivación

La motivación a grandes rasgos es lo que nos lleva a tomar decisiones determinantes. La propia palabra está compuesta por “motivar + acción”.

La motivación te ayudará a seleccionar aquellas ofertas de empleo que creas que se ajustan a tu perfil. Además, es un aspecto muy valorado entre las empresas. La aptitud suma, pero la actitud multiplica, se elige a profesionales por lo que saben hacer, pero también por cómo lo hacen.

3. Actitud positiva

Estar motivado desencadena una actitud positiva, lo cual nos permitirá vencer cualquier adversidad.

Si este no es tu caso, puedes cambiar tu actitud, reprogramar tu cerebro. La clave está en modificar pequeños hábitos. Hay que tener una fe ciega en tus posibilidades, ya que puedes conseguir lo que te propongas.

Mantener una actitud positiva y firme te ayudará a tener más éxito en el proceso de selección.

4. Iniciativa

La iniciativa es un valor fundamental a la hora de encontrar trabajo, no se trata de saber, sino de saber qué hacer para saber.

La empleabilidad es lo que nos llevará a encontrar el trabajo ideal. Tener iniciativa, mostrarnos interesados por el puesto de trabajo, es un aspecto muy valorado en las empresas. Es primordial que antes de dirigirnos a una marca hayamos realizado una investigación previa sobre su actividad, producto o servicio, posibles clientes, estructura… De este modo acudimos a la organización ya con un conocimiento asentado y podemos presentar innovaciones o sugerencias, lo cual siempre se valora en positivo.

5. Ampliar horizontes

Es esencial aprender a ser un profesional. Es evidente que las personas nos sentimos más satisfechas cuando nos enfocamos a desarrollar nuestras habilidades.

Pero ser conscientes de nuestras limitaciones no supone conformarnos con ellas. Hay que superar los límites, desarrollando una capacidad para aprender y crecer en aquellas habilidades con las que no contamos de forma natural.

No se puede vivir sin aprender, hay que pensar en el desarrollo personal y profesional, no es cuestión de archivar contenidos, sino de aplicarlos a las competencias.

La vocación no solo se espera, la vocación también se puede construir, así que no hay excusas para no lograr tus objetivos.

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.