Ocupa2, Agencia de Colocación

Cómo triunfar en una entrevista de trabajo por Skype

Has conseguido una entrevista de trabajo, pero tienes que realizarla por videoconferencia. ¿Tienes dudas? No te preocupes, hoy te ayudaremos a conseguir que sea un éxito siguiendo unos cuantos consejos.

Cada vez es más habitual para las empresas realizar entrevistas mediante videoconferencia, a través de servicios online como Skype o Google Hangouts. Suponen un ahorro de costes y tiempo tanto para el entrevistador como para el candidato, sobre todo cuando ambos están situados en distintas ubicaciones geográficas.

A menudo esta toma de contacto virtual supone un filtro previo a una entrevista presencial, ya que la mayoría de compañías querrán conocer al candidato personalmente antes de contratarlo. No obstante, supone un importante paso en tu camino hacia el empleo y por eso tendrás que prepararlo con el mismo esmero que si fueses a realizar una entrevista tradicional.

Prepara el escenario

En primer lugar, comprueba que cuentas con todo el equipamiento necesario (ordenador, conexión a internet, webcam y software), y que funciona correctamente. Realiza todas las pruebas necesarias para probar tanto la imagen como el sonido.

Prepara el lugar donde vas a realizar la entrevista: intenta buscar un fondo neutro si estás en casa, o aprovecha la ocasión para transmitir una imagen determinada. Por ejemplo, si eres ilustrador tal vez quieras que aparezca parte de tu estudio en la imagen. Pero recuerda que muchos elementos pueden distraer en exceso la atención del entrevistador.

La luz es muy importante. La mayoría de cámaras web no son precisamente un dechado de tecnología, así que comprueba que no se vean brillos inoportunos o que tu rostro esté correctamente iluminado (ni mucho ni poco).

Controla todo lo que puedas el entorno: nada de ruidos, animales de compañía o interrupciones de cualquier otro tipo.

Métete en tu papel

Elige vestimenta adecuada. En general, una buena norma es la de ser tan formal o conservador en la ropa como lo sea la filosofía de la empresa. Trajes de colores neutros y suaves funcionan bien en cámara, evita los estampados, las rayas y los cuadros.

No descuides el peinado, y ten en cuenta que si durante la entrevista tienes que levantarte (para realizar una presentación o similar) deberás estar bien vestido de la cabeza a los pies.

Actúa con solvencia

La entrevista puede ser en directo con un interlocutor al otro lado, o bien un cuestionario grabado con una serie de preguntas tipo (y en el que suele controlarse el tiempo de respuesta). Sea como sea, recuerda dirigir la mirada al lugar adecuado.

Puede ser muy tentador mirarte en el recuadro de la videoconferencia para comprobar que tu pelo está bien colocado o que no haces gestos raros. Pero eso distraerá al entrevistador y, lo que es peor, dará una imagen de ti errónea, como una persona tímida o incluso poco sincera. Así que cuando respondas mira siempre directamente a la cámara, de manera que la persona al otro lado sentirá que le estás hablando directamente a ella.

Y no te olvides de ensayar

Por supuesto, prepara la entrevista como harías con una tradicional. Ten a mano tus documentos profesionales y guioniza tus respuestas todo lo que puedas, preparando de antemano respuestas tipo y situaciones de tu experiencia anterior que puedan resultar atrayentes para el reclutador.

Por último, antes del día D haz una prueba completa con un amigo o familiar que ejerza como entrevistador y que te diga todas las cosas que puedes mejorar sin paños calientes. Aunque puedes tener muchos nervios por tratarse de algo no habitual, piensa que siempre tendrás más ventajas ya que juegas en casa: aprovéchalo.

Estás navegando en la versión móvil (AMP)
Ver versión original.