Cómo redactar un currículum sin experiencia

Recuerdo el día en el que tuve que enfrentarme con la tarea de hacer mi primer currículum, temiendo cómo empezar. No tenía experiencia, estaba en la Universidad y mi mayor preocupación era qué información incluir para que tuviera consistencia y muchas páginas.

Finalmente, hice un CV con mucha información, sin un claro objetivo y con dos páginas. Cualquier profesional del sector, en los primeros 7 segundos, me hubiera descartado. Ahora, tras dedicarme algunos años al área de la selección me es fácil detectar este tipo de inseguridades, y aún sin existir el CV perfecto, sí conocemos las claves para poder potenciarlo.

Lo primero que hay que tener claro a la hora de redactar un currículum sin experiencia (y con experiencia también), es adecuarlo a la oferta de trabajo a la que se va a enviar. Para ello hay que hacer un poco de investigación sobre la empresa, sus valores, lo que buscan, etc. Una vez hecho esto, piensa qué puedes aportar tú a esa compañía y en qué medida te identificas con ellos.

Antes de empezar a escribir tu currículum sin experiencia, piensa bien cuáles son tus puntos fuertes. Una de las claves, tanto para elaborar el CV como para acudir a una entrevista de trabajo, es conocerse muy bien a uno mismo. Por lo tanto, haz una lista con tus intereses y habilidades personales o profesionales que puedan encajar en la oferta de empleo a la que enviarás el currículum vitae.

Una vez hecho todo lo anterior, selecciona una de estas plantillas para realizar el CV  y comienza a redactar tu CV:

Evita incluir cursos o seminarios que no tengan nada que ver con el puesto: al seleccionador no le interesa tu curso de cocina si la oferta es para trabajar como abogado. Otra práctica común en el currículum sin experiencia es incluir niveles de estudios innecesarios. Se da por hecho que si tienes estudios universitarios has tenido que superar el colegio y el instituto. O en el caso de que no se tengan estudios universitarios, se debe incluir la última formación (graduado en ESO, bachillerato, etc.).

Por lo tanto, lo que debemos incluir con respecto a la formación será: titulación y centro de estudios, formación complementaria relacionada con el puesto (cursos, seminarios…), y nivel de idiomas (incluyendo certificado si se tiene).

Por lo que respecta al nivel de idiomas, hay que evitar el clásico “inglés: nivel intermedio”. Obviamente, no todo el mundo que tiene que redactar un currículum sin experiencia tiene un certificado que acredite sus conocimientos, pero al menos es conveniente diferenciar entre el nivel hablado, escrito y leído. También se pueden hacer test online y gratuitos que pueden indicarte tu nivel.

Si has estado en el extranjero realizando algún curso, de Erasmus, intercambio, actividades de voluntariado, etc., también se debe incluir.

Otra información que debemos incluir en un currículum sin experiencia es la relativa a los objetivos e intereses laborales. Por ejemplo, si estás buscando un puesto de prácticas en una empresa de abogados puedes poner algo como: “estudiante/licenciado en derecho en busca de prácticas para ampliar mis conocimientos y adquirir experiencia profesional”.

Por último, si has trabajado en algo no relacionado con el sector al que pertenece la empresa, se debe incluir si es relevante. Es decir, si has trabajado un fin de semana como camarero en una discoteca, NO es relevante; si has trabajado durante un periodo largo de tiempo en otro sector, aunque no tenga relación con este, sí es conveniente incluirlo.

Formato del currículum sin experiencia

Ya hemos visto la información más relevante que hay que incluir. Ahora vamos a ver cómo ponerla. En primer lugar, la información debe estar claramente separada por bloques diferenciados y en una sola página. La estructura quedaría así:

🔶 Datos personales: cuidado con la dirección de email en este apartado. Es conveniente que crees una nueva cuenta de correo seria con tu nombre y apellidos o iniciales. No utilices una con apodos o que transmita poca seriedad.

🔶 Objetivo e intereses: describe qué buscas y cuáles son tus intereses para el puesto.

🔶 Formación: titulación, centro de estudios, año de inicio y fin, méritos académicos si los hay.

🔶 Formación complementaria: cursos, seminarios, etc.

🔶 Idiomas.

🔶 Experiencia en otros sectores (no aplicable a un currículum sin experiencia). Separada por bloques diferenciados, señalando el año de inicio y fin, y describiendo brevemente las funciones desempeñadas.

🔶 Actividades: si has realizado intercambios, viajes de estudios o trabajo al extranjero, voluntariados, etc.

🔶 Competencias: describe tus puntos fuertes (capacidad de trabajo en equipo, flexibilidad, autonomía, polivalencia, proactividad, capacidad de aprendizaje rápido…).

🔶 Otros datos de interés: Aquí se pueden incluir datos como carnet de conducir, si tienes coche propio o no, disponibilidad para viajar, etc.

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

Eloísa Blanco - Ocupa2

Eloísa Blanco

Reclutamiento y selección de personal

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.