Ocupa2, Agencia de Colocación

Tu currículum en un clic

Internet es el medio estrella para explorar y darnos a conocer al mundo. No solo se puede usar para fomentar nuestras relaciones personales, también es muy útil si lo sabemos aprovechar de cara al mercado laboral.

Con este artículo te damos consejos para mejorar tu currículum digital o crear la mejor carta de presentación que te hará pasar la puerta de recursos humanos.

Son múltiples las ocasiones que hemos hablado de aspectos similares cómo hacerlo más atractivo, cómo mantenerlo actualizado o cómo diferenciarnos del resto.

En este artículo partimos de una afirmación rotunda: “Llevar tu currículum vitae en mano ya no sirve”.

Respecto al currículum perfecto, encontrarás miles de páginas que te darán consejos. Pero la verdadera clave del éxito, reside en resaltar nuestras fortalezas, habilidades y competencias para que se queden en la retina del reclutador en el menor tiempo posible. Es muy similar a encontrar pareja, se trata de impresionar en menos de un minuto para conseguir el flechazo.

Menos es más

Debemos poner en el currículum justo la información imprescindible, y no rellenar por rellenar, para conocerte en profundidad está la entrevista. La extensión adecuada es de una hoja, dos máximo. Recuerda, los buenos perfumes vienen en frascos pequeños.

Colocar en el título “Currículum Vitae” es un error muy común, aprovecha el espacio para otros elementos, como por ejemplo, tu nombre. Presta atención a la ortografía y no dejes pasar ni una falta.

Añadir en situación actual sustantivos como “desempleado”, “en paro” o “en el INEM” no representan ninguna ocupación y ningún reclutador suele usarlo como referencia. Es prescindible por completo.

El orden que debería seguir es: nombre del puesto; sector; conocimientos al respecto, habilidades que se pretenden desarrollar en el puesto de trabajo y finalmente la ubicación del candidato para saber la disponibilidad del mismo.

Aunque siempre es favorecedor establecer un primer contacto físico con la empresa, es muy recomendable llevar siempre preparado un pendrive con tu currículum digital o súbelo a la nube, existen espacios de almacenamiento gratuitos (Google Drive o Dropbox, por ejemplo) para ofrecerlo al momento. Selecciona el formato que sea más compatible, por ejemplo PDF, usualmente puede ser leído por cualquier dispositivo (tabletas, móviles, laptops, etc.) es la mejor forma de entregarlo.

Es importante que al guardar el archivo lo renombres con tu nombre y apellido de esta forma le facilitas al reclutador su visualización e identificación posterior, ten en cuenta que esa persona manejará numerosos currículums para un mismo puesto y no puedes permitirte que se confunda con otro por no haberlo enviado correctamente.

Si eliges enviar tu CV por email

Debes evitar que tu currículum se quede en la bandeja de entrada sin abrir o sea eliminado.

Ten en cuenta, que cuando el seleccionador recibe un correo, lo primero que ve es la dirección de email que lo envía. Por ello, es recomendable elegir un nombre para la dirección de correo apropiado que no lleve apodos, calificativos, ni faltas de ortografía.

Usar correos como “marilarubia@…” o “tuchurri19@... “ es un grave error. Ya que puede hacer que el correo nunca sea abierto y mucho menos leído. Por ello, si te gusta esa cuenta, lo que debes hacer es crearte otra totalmente desvinculada, con un nombre más profesional y facilmente identificable con tu persona, da prioridad a tu nombre y apellidos, si están ya cogidos prueba a intercalar guiones bajos entre el nombre y los apellidos, a usar acotaciones como fdez en lugar de fernandez, dedícale un tiempo a jugar con todas las posibilidades porque merecerá la pena.

También es importante especificar el asunto con las palabras: Currículum (y tu nombre) y el puesto al que quieres optar.

Siempre debes personalizar cuerpo del correo de acuerdo a la empresa a la que te diriges porque ayuda a crear un acercamiento hacia ésta. Te aconsejamos que busques toda la información que puedas sobre la empresa, ojea sus redes sociales para conocer su filosofía de marca y su forma de dirigirse a sus seguidores.

Es aconsejable que no lo envíes a emails genéricos de la empresa (info@…) ya que eso denota falta de interés por formar parte del equipo. Busca las direcciones de correo de las personas resposables del departamento en el que quieres trabajar o de recursos humanos, si no las encuentras en la página web corporativa, mira en linkedin o llama a la empresa y pregunta por ellas.

Truco: Si personalizas también el diseño de tu correo de acuerdo a la empresa a la que te diriges (usando sutilmente sus colores corporativos o su tipografía, pero sin apropiarte de su identidad corporativa) conseguirás que la persona que lo lea te sienta como parte de la empresa y valore más tu candidatura.

Si tienes alguna duda o consulta recuerda que en Ocupa2 tenemos a tu disposición un servicio de orientación laboral. O bien escríbenos un comentario en este mismo artículo con las dudas que te surjan y te ayudaremos encantados.

Estás navegando en la versión móvil (AMP)
Ver versión original.