Ocupa2 | Portal de Empleo

Contratar a un cajero, ¿cuál es el perfil qué debes buscar?

El cajero representa una pieza clave y fundamental en cualquier tipo de establecimiento comercial, ya sea un supermercado, un pequeño comercio o unos grandes almacenes. Su trabajo consiste en fidelizar y mantener relaciones externas con el cliente, además de gestionar el cobro y la recepción de los ingresos derivados de la actividad comercial de la empresa.

¿Cuáles son las tareas a desarrollar por un cajero?

Entre las funciones del cajero de comercio figuran la recepción de consultas por parte de los clientes o la realización de venta de productos a través de los diferentes canales de comercialización. Pero, además, el cajero será responsable de:

☑ Realizar las funciones de cobro y cuadre de caja.

☑ Atender, asesorar y orientar al cliente.

☑ Gestionar el control de pedidos y stocks.

☑ Elaborar el inventario de los productos disponibles y controlar las existencias.

☑ Gestionar los correos electrónicos, las reservas y los pedidos.

☑ Descargar y organizar el almacén.

 

 

¿Qué competencias y destrezas debe tener un cajero?

Es muy importante que los candidatos que opten a un puesto de cajero sean responsables y dispongan de gran vocación hacia el consumidor. Este tipo de perfil profesional también requiere de otras habilidades, indispensables para desarrollar el puesto correctamente, entre las que destacan:

☑ Trabajo en equipo.

☑ Facilidad de comunicación y don de gentes.

☑ Capacidad de planificación y organización.

☑ Tolerancia al estrés y actitud para resolver conflictos.

☑ Habilidades matemáticas y de cálculo.

 

¿Qué formación debe cursar un candidato para trabajar como cajero?

Para poder desarrollar las funciones descritas previamente, sería aconsejable que la persona que vaya a ocupar un puesto de cajero tenga conocimientos en materias relacionadas con la atención al cliente o las técnicas de venta, como, por ejemplo:

 

☑ Gestión de la atención al cliente del consumidor.

☑ Conocimientos en inglés a nivel de usuario independiente, para poder comunicarse en actividades comerciales.

☑ Procesos de venta offline y online.

☑ Operaciones de caja en la venta.

☑Animación y presentación del producto en el punto de venta.

 

Aspectos importantes antes de contratar a un cajero

Una vez realizado el proceso de selección del cajero, la empresa deberá valorar qué modalidad contractual se ajusta más a sus necesidades productivas.

Es importante tener en cuenta que una de las modalidades preferidas por las compañías es el contrato de formación, ya que permite al empresario disfrutar de múltiples ventajas económicas a la vez que el trabajador se forma y se desarrolla dentro de una empresa. De esta forma, la empresa puede ahorrarse hasta el 100% de las cuotas a la Seguridad Social del trabajador, lo que supone un ahorro de más de 3.000 euros anuales. A su vez, el trabajador obtiene un diploma acreditativo de la formación recibida o una titulación oficial a través del Certificado de Profesionalidad, que le cualificará para ejercer su ocupación con gran soltura y profesionalidad.

A la hora de contratar a un cajero con Certificado de Profesionalidad, se deberá realizar bajo el Certificado de Actividades de Venta, para perfiles que al menos cuentan con la ESO o formación de nivel similar. A lo largo del transcurso del contrato de formación, el cajero adquiere conocimientos teóricos que aplica diariamente en su trabajo. Así, el empleado tiene la oportunidad de conocer de primera mano todo lo impartido en la actividad formativa, mientras desarrolla su carrera profesional dentro de una empresa.

Por último, hay que destacar que no existe límite alguno respecto a este tipo de modalidad, por lo que la empresa podrá formalizar tantos contratos de formación como estime oportunos y siempre que se cumplan todos los requisitos.

Saber más sobre el contrato de formación

 

 

Otras noticias de interés

Estás navegando en la versión móvil (AMP)
Ver versión original.