Cómo administrar el tiempo que pasas frente al ordenador

Saber cómo administrar el tiempo que pasas frente al ordenador es curarse en salud. La vista e incluso las manos pueden sufrir diferentes lesiones. Aunque sabemos que a veces hacer descansos es complicado porque manda la productividad, hay que tener cuidado.

Toma nota de todos los consejos que tenemos para ti

¿Por qué es importante administrar el tiempo frente al ordenador?

Pues sobre todo por motivos de salud. El trabajo de oficina, las horas de diversión con algún juego o simplemente el ocio en Internet durante muchas horas pueden hacer mella en nuestro organismo.

Así sufre tu cuerpo cuando pasas muchas horas sentado

Evidentemente la falta de ejercicio conlleva un aumento de peso. Si no compensas después de tu jornada laboral o simplemente tu ocio es navegar por Internet, debes saber que tu forma física está en juego.

Este sedentarismo también propicia la aparición de diabetes puesto que se hace más resistente a la insulina.

Sí, empieza a dolernos la espalda

Nuestros huesos y músculos se resisten. Y es que estamos diseñados para tener movimiento y mantenernos durante horas en la misma postura no nos ayuda en absoluto. Esto afecta a la curvatura de nuestro lumbar, lo que nos genera esas molestias que al final del día se extienden hasta los hombros.

¿Cómo evitar caer en este sedentarismo?

Empieza la mañana con movimiento

Aunque hagas algo de deporte al final de la jornada, el resto del día también importa. Acudir al trabajo andando si tienes posibilidades o por ejemplo dejar de usar el ascensor te ayudan en gran medida.

Puedes despertarte un poquito antes y dar un leve paseo. Además de mejorar tu salud comenzarás el día con mucha más energía

En el trabajo: haz pausas cada hora

Vale, a veces es difícil. Pero con organización podrás tomarte un par de minutos cada hora para levantarte de la silla, estirar un poco las piernas, desconectar la vista del ordenador y continuar con más ganas.

Este simple pero importante gesto mejorará tus condiciones de vida.

Vigila tu postura frente al ordenador

Si no puedes con el enemigo, únete a él. Ya sabemos que no te queda más remedio que estar en esa silla. Comprueba que la tienes regulada perfectamente, que te llegan los pies al suelo teniendo la espalda recta apoyada en el respaldo. Ahora intenta que tus ojos estén a unos 50 cm de la pantalla.

Tus horas libres serán tu mejor arma

Con los pequeños cambios anteriores y sabiendo aprovechar tu afterwork puedes respirar tranquilidad. Regálate un paseo, una carrera ligera o apúntate a natación si es que lo tuyo no son las salas de máquinas.

Los deportes al aire libre suelen ser un gancho para quienes no tienen por costumbre practicar ejercicio.

Es momento de cambiar de hábitos, ¡vida solo hay una!

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.