Derechos de los ciudadanos tras el Brexit

Artículo actualizado el 28/03/2019

El Brexit trae cambios para los derechos de los ciudadanos a partir de que se confirme la fecha oficial de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.  La medida afectará a los ciudadanos españoles que tengan vínculos con ese país y a británicos que residan en España.

En el día de ayer nos hacíamos eco de la solicitud de prórroga de May a la Unión Europea hasta el 30 de junio para intentar desatascar el acuerdo de salida. Mientras, nos quedamos a la espera de la decisión de los Veintisiete Estados miembros que tienen que decidir por unanimidad si aceptan o no la solicitud de May.

Pero, ¿qué es el Brexit?

Antes de abordar los cambios en los derechos, recordaremos qué es el Bréxit.   El origen de la palabra es deducible puesto que es el resultado de la unión del término Britain (Gran Bretaña) y exit (salida) que precisamente hace referencia al proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Para entenderlo tenemos que recurrir al artículo 50 del Tratado de la Unión Europea que es el encargado de regular el proceso de retirada de cualquier Estado miembro. Según este, todo país de la UE podrá decidir su salida de acuerdo a las normas constitucionales. En el momento que se hace efectiva la comunicación de la salida, la Unión Europea negociará con dicho estado la forma de su retirada y cómo serán sus relaciones con la UE a partir de entonces.

La salida de Reino Unido se inició tras el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016 y la posterior notificación dirigida al Consejo Europeo el 29 de marzo de 2017.

¿Cómo es el acuerdo?

Tras el anuncio de la salida, se establece un Acuerdo de Retirada en el que se fijan las condiciones de salida de Reino Unido de la Unión Europea y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM). En otro sentido también se firma un período transitorio, es decir un plazo que comprende desde el 30 de marzo de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2020 con posibilidad de prorrogarse uno o dos años.

Durante este tiempo se llevan a cabo las pautas del Acuerdo de Retirada para que la salida se produzca de forma ordenada y con un margen suficiente para que se negocie y concluya el acuerdo que regirá la relación futura entre Reino Unido y la Unión Europea.

En este acuerdo se registra pautas para proteger y garantizar los derechos del os ciudadanos de ambas partes. Promueve una transición ordenada de la separación. También se contempla un presupuesto con el objetivo de garantizar que Reino Unido y la Unión Europea cumplan todas sus obligaciones pendientes. Por último, se establece un sistema de gobernanza que controlará la aplicación e interpretación del Acuerdo.

Derechos para los ciudadanos a partir del 29 de marzo

Ahora sí nos adentramos en lo que realmente puede preocuparte. Como decimos, esta medida afectará tanto a españoles residentes o con alguna vinculación en Reino Unido y a británicos que tengan relación en España.

España es el país de la Unión Europea con el mayor número de residentes británicos. Un dato que obliga al Gobierno a reunir una serie de pautas para reducir el impacto de la salida. En el Real Decreto Ley 5/0219 de 1 de marzo por el que se adoptan medidas de contingencia ante la retirada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea sin que se haya alcanzado el acuerdo previsto en el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea encontramos medidas de contingencia temporales basadas en dos campos:

  1. Preservar los intereses de los ciudadanos españoles y británicos que ejercen su derecho a la libre circulación antes de la fecha de retirada y
  2. Mantener el normal desenvolvimiento de los flujos comerciales y los intereses económicos de España.

Ver las preguntas más frecuentes de los ciudadanos

Residencia y trabajo

En este sentido diremos que no habrá problema, pues el país que va a iniciar su salida está comprometido a respetar los derechos de residencia, trabajo, estudio, reunificación familiar o asistencia sanitaria para residentes europeos que estén allí antes del 29 de marzo. Para los que se incorporen a dicho país durante el período transitorio, es decir desde la fecha de retirada hasta el 31 de diciembre de 2019 ocurrirá lo mismo. En el caso de estos últimos, tras pasar cinco años en Reino Unido se convertirán en residentes permanentes.

Seguridad Social

Para los nacionales británicos que residan en España, se mantienen las condiciones de seguridad social con respecto a la Ley Orgánica 4/2000 de 11 de enero por la que se regulan los derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

Si hablamos de españoles trabajadores y residentes en Reino Unido seguirán sujetos a la legislación española hasta el fin del período de transición.

Asistencia sanitaria

Durante 21 meses desde la retirada de Reino Unido de la Unión Europea se mantendrán las condiciones que ya había antes del anuncio de la retirada siempre y cuando Reino Unido preste asistencia a españoles y nacionales de otros países de igual forma que se venía haciendo.

Además, las tarjetas sanitarias expedidas a favor de los ciudadanos residentes en España seguirán vigentes y podrán beneficiarse de los Servicios del Sistema Nacional de Salud.

En definitiva, el acuerdo indica que los ciudadanos y familiares de la Unión Europea y Reino Unido, pueden seguir viviendo o trabajando en las mismas condiciones de los nacionales según las respectivas leyes. Se mantendrán los derechos de atención médica, pensiones y otras ventajas de la seguridad social que se respetaban antes de la anunciada de la retirada.

Por tanto, habrá que esperar a que pase el tiempo de transición para comprobar qué ocurrirá con los derechos de los ciudadanos.

 

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.