Qué es el Job Hopping

Si empezamos traduciendo cada uno de los términos, es fácil saber que Job  Hopping (Trabajo / Saltando) se trata de aquellos profesionales que van cambiando con frecuencia de empleo. Conocidos también como Job Jumper o salta empleos, se trata de una tendencia que va intrínseca a los Millenials o la Generación X.

Antiguamente ante un reclutador, estaba “mal visto” que un empleado cambiara tanto de trabajo pues significaba que no encajaba en ninguna empresa. En estos momentos, casi que es una virtud traducida a las ganas de estar siempre en búsqueda activa y mejorar profesionalmente. Además, proporciona mayor nivel de experiencia al haber trabajado en distintos entornos y sectores. Los tiempos cambian y esto conlleva a su vez que el 90% de los jóvenes cambien de puesto de trabajo antes de cinco años o incluso antes de los dos años.

Así que se pone en jaque la estabilidad laboral siempre ha buscado todo profesional y se dedican más a trabajar en proyectos o por objetivos muy concretos.

El #JobHopper es infiel a las empresas por naturaleza. No se siente cómodo dentro de su zona de confort. Clic para tuitear

¿Cuáles son las razones por las que surge el Job Hopping?

✅ Ya no hay tantas responsabilidades ni tantas cargas familiares siendo tan jóvenes. Recordad que nuestros padres con 18 años ya estaban casados y tenían hijos. Esta situación ya no se da por lo que el trabajador puede “permitirse” ir cambiando de trabajo con más flexibilidad.

✅ Ya no se busca tanto la estabilidad laboral, ahora también priman más las ofertas salariales que pueden ofrecerte otras empresas. El objetivo es crecer más y mejor, sin conformarse, y el factor económico es la clave de casi todos los cambios.

✅ La pérdida de miedo al emprendimiento ya no forma parte de estas generaciones de jóvenes. Al contrario, hay muchas ganas de crear nuevos negocios, a ser posible, cuanto más digitales, mejor.

Puede decirse que un Job Hopper es naturalmente infiel a las empresas o no se siente cómodo dentro de la zona de confort, aunque suelen tener un perfil muy comprometido con su trabajo. Para ello, las empresas deberán luchar para que estos talentosos saltadores perduren en su plantilla diseñando políticas que los enganchen y enamoren y esto tiene otro nombre: el Inbound Recruiting.

 

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

Paola Ríos

Paola Ríos

Marketing y contenidos sobre formación y empleo

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.