La formación te ayuda en el empleo

Aprender es como remar contra corriente: en cuanto se deja, se retrocede “Edward Benjamin Britten”

Es conocido por todos nosotros que la contratación indefinida en las empresas lleva meses cayendo, siendo el porcentaje de las mismas frente a las contrataciones temporales un 7,4 % aproximadamente.

También es una realidad palpable, que aquellas empresas que componían su plantilla casi en su totalidad con trabajadores en calidad de indefinidos, están cambiando la visión del mercado laboral y despidiendo a estos trabajadores, bien por no poder resistir el peso de la contratación o bien por cambio de modalidad contractual.

Todo ello es  debido,  tanto a la incertidumbre provocada por la crisis en el mercado laboral, como a los cambios permanentes que se generan por las nuevas tecnologías,  las nuevas formas de trabajo y los nuevos yacimientos de empleo. Estos factores hacen que las empresas cada vez se casen menos con sus empleados, y posiblemente con aquel que lo haga es porque tiene unas habilidades y aptitudes que lo hacen destacar del resto.

Por ello, es muy importante y debemos tener muy presente, que la única y mejor forma de permanecer en el empleo que nos guste, acceder al mercado de trabajo o encontrar un nuevo empleo, es a través de la continua formación y nuestro constante reciclaje, tanto en el sector profesional en el que nos movemos, como en aquellos en los que observemos que la creación de empleo aumenta.

Para destacar, tenemos que contar con instrumentos que nos permitan y garanticen el éxito laboral, instrumentos que nos ayuden en nuestra adaptación al mercado laboral y por descontado, que mejoren nuestros conocimientos.

Seguir formándonos, no nos va a garantizar al 100% un empleo, pero sí nos diferenciará del resto, nuestra empleabilidad aumentará considerablemente y por lo tanto, estaremos entre los candidatos o trabajadores elegidos para formar parte del capital humano de una empresa.

¿El instrumento?  La formación.