Job Crafting o cómo diseñar tu puesto de trabajo

¿Te gustaría ser más feliz en tu puesto de trabajo? ¿Te has imaginado alguna vez cómo sería el trabajo de tus sueños? Si tu respuesta es afirmativa en ambos casos, te animamos a que conozcas la técnica del Job Crafting para que aprendas a modelar tu puesto de trabajo a tu gusto.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no existen los puestos de trabajo ideales y perfectos, siempre van a existir tareas o responsabilidades que no nos gusten, o que no nos sintamos cómodos en su realización, pero sí que podemos modelar nuestro puesto de trabajo para sentirnos más desarrollados a nivel profesional y más felices en el desempeño de nuestras funciones. Por ello, te animo a leer este artículo hasta el final.

 

¿Qué es el Job Crafting?

Aunque el Job Crafting pueda parecer que es una técnica muy moderna, sus raíces se encuentran en las teorías del rediseño del trabajo de hace más de una década, las cuales a su vez se sustentan en los estudios sobre el impacto que tiene el diseño de los puestos de trabajo sobre la motivación y el bienestar de los empleados, aunque son las autoras Wrzesniewski y Dutton quienes en el año 2001 conceptualizan y etiquetan esta técnica bajo el nombre de Job Crafting.

Wrzesniewski y Dutton denominan Job Crafting al proceso en el cual los empleados modifican e influyen en sus puestos de trabajo, con el objetivo de alinear su labor con las propias preferencias, motivos e intereses. En otras palabras, los trabajadores modifican de forma independiente los aspectos de su trabajo para mejorar el ajuste entre las características del puesto de trabajo y sus propias necesidades, capacidades e intereses.

En definitiva, el Job Crafting, o construcción del trabajo, o adaptación del puesto, es una metodología y/o herramienta que nos ayuda a diseñar y construir nuestro puesto de trabajo de forma proactiva, adaptándolo a nuestras necesidades, nuestras fortalezas, nuestras pasiones y nuestros objetivos.

 

¿Cómo aplicar el Job Crafting?

El Job Crafting deposita en nosotros el poder del cambio y la dirección de nuestra vida profesional, en lugar de esperar a que sean otros (los jefes, compañeros, la empresa, o el azar) los que implementen los cambios que necesitamos para ser felices en nuestro trabajo, y ello bajo la premisa de que nuestra felicidad depende en mayor medida de variables internas que de las variables externas.

Por tanto, somos nosotros mismos los que tenemos que adaptar, diseñar o modelar nuestro puesto de trabajo, de forma proactiva, para así lograr ser más felices y desarrollarnos a nivel profesional, y son 3 los principales pasos a seguir para llevar a la práctica esta técnica. Antes de nada, te dejamos una plantilla para que te sirva de ejemplo y como punto de partida para diseñar tu puesto de trabajo.Plantilla para usar la técnica Job Crafting

Descargar plantilla

 

AUTOCONOCIMIENTO

Tenemos que ser capaces de detectar los siguientes aspectos:

✅ Qué sabemos hacer a través de nuestras fortalezas y conocimientos

✅ Qué queremos hacer a través de nuestras motivaciones, intereses y necesidades

✅ Qué podemos hacer a través de nuestras capacidades y destrezas

Para ayudarnos a identificar todos estos aspectos podemos utilizar distintas herramientas, como un Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades), o cualquier otra dinámica que te ayude a generar ideas para posteriormente analizar sus matices, como por ejemplo un brainstorming o tormenta de ideas.

 

 

DISEÑA TU PUESTO DE TRABAJO PASO A PASO

1️⃣ En este paso lo primero a realizar es un listado de todas las tareas que forman parte de nuestro puesto de trabajo, independientemente de su nivel de importancia o de su dificultad, para posteriormente clasificarlas en tres bloques:

· Las tareas que me gustan

· Las que no me gustan

· Las tareas que son neutras

2️⃣ Posteriormente, añade estos tres nuevos criterios de clasificación a las tareas de cada uno de los bloques:

· Las que consumen más nivel de energía y las que consumen menos

· Las que no requieren habilidades adicionales a las que posees y las que requieren habilidades que actualmente no tienes

· Las que te acercan o te alejan de tus necesidades u objetivos

3️⃣ Por último, teniendo en cuenta toda la información obtenida, diseña tu puesto con el objetivo de que se adapte mejor a tus capacidades, motivaciones y objetivos:

· Qué tareas te hacen feliz y por lo tanto deberías dedicarles más tiempo

· Cuáles de las que te roban mucha energía podrías delegar o modificar para que sean más asequibles

· Qué tareas que no te gustan podrían llegar a gustarte si adquirieses nuevas habilidades

· Qué acciones deberías llevar a cabo para a cabo para adquirir las habilidades que te hagan dominar mejor ciertas tareas (realizar formación de capacitación, trabajar en equipo con otros compañeros que tengan estas habilidades, etc.)

· Qué tareas de las que no te gustan podrías delegar o modificar para que sean más llevaderas

· Qué tareas tendría que realizar en los momentos del día en los que estoy más lleno de energía y cuáles en aquellos momentos en los que estoy más cansado

· Qué tareas te ayudarán en mayor medida a lograr tus objetivos profesionales y por lo tanto deberías dedicarles más atención, etc.

 

PLAN DE ACCIÓN

Cuando hayas finalizado los dos pasos anteriores, toca ponerse en marcha. Es decir, esta fase consiste en ejecutar las acciones que hayamos visto oportunas para diseñar nuestro puesto de trabajo de forma que seamos más felices. Para ello, márcate hitos de cambio a corto, medio y largo plazo, en función del tiempo y recursos que requiera cada hito para su consecución plena, y revisa periódicamente cómo vas avanzado en la ejecución de dichos hitos.

Descarga la plantilla para diseñar tu puesto de #trabajo a través del #JobCrafting Clic para tuitear

Por último, ten siempre presente que “La mente crea el puente, pero el corazón es quién lo cruza” (Sri Nisargadatta), por eso están importante que nuestro corazón esté siempre presente en todo lo que hacemos, incluido el ámbito laboral, y que seamos felices en nuestro puesto de trabajo y no perdamos el entusiasmo, dado que los factores motivacionales son cruciales para alcanzar nuestras metas.

 

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

Angustias Pendón

Coordinadora Académica del centro de formación presencial en Málaga de Audiolís.  

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.