Cómo trabajar en una residencia

Según los datos del último informe en el portal EN-RED, en España hay más de 5.000 centros residenciales tanto privados como públicos, que ofrecen una gran variedad de posibilidades para profesionales dedicados a la atención sociosanitaria.

Estos profesionales son perfiles que van desde directores de centros, hasta cuidadores, gericultores, trabajadores de residencias de mayores, residencia para personas dependientes, centros de día, o centros de noche.

¿Cómo pueden trabajar en una residencia los distintos perfiles?

En la mayoría de los casos, se requiere una titulación específica de reconocimiento y acreditación oficial y nacional.

Para aquellos que quieran ser directores de centros, deben tener presente que necesitarán tener una titulación universitaria, además de haber realizado formación complementaria en dependencia, discapacidad, geriatría, gerontología, dirección de centros residenciales, y otras áreas de conocimiento relacionadas con la atención a la dependencia.

Para otros puestos como cuidadores y gerocultores, que quieran presar servicios en centros o instituciones sociales, deberán acreditar la cualificación profesional de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales mediante el Certificado de Profesionalidad (SSCS0208), titulación obligatoria desde el 1 de enero de 2018.

La profesionalización de este sector es una medida de la Ley de dependencia, aprobada en 2006, para evitar que empleados sin formación en este sector, puedan estar al cuidado de personas dependientes. La importancia radica en que estos profesionales no solo realizan tareas propias de la vida cotidiana, sino que también desarrollan funciones de auxiliar sanitario.

El Certificado de Profesionalidad requerido se puede realizar con Audiolís, además de entrar en nuestra bolsa de empleo. El alumno tendrá tutorías presenciales impartidas en centros acreditados, mediante las cuales se realizan supuestos prácticos, además de contar con el apoyo de tutorías virtuales para resolver dudas.

Esta formación, es una titulación laboral que facilita la inserción laboral.

Una vez aportada la titulación requerida, lo más importante para trabajar en una residencia son aspectos como: mostrar respeto, cercanía y empatía; repasar los casos clínicos que resulten más complicados; saber trabajar en equipo aprendiendo de todos; y aportar muchas ganas e ilusión.

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

Eva Gálvez

Eva Gálvez

Marketing y contenidos sobre formación y empleo

 

 

Trabaja ayudando a los demás: curso de auxiliar de geriatría y dependientes

 

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.