Ocupa2, Agencia de Colocación

Cómo facturar sin ser autónomo

La pregunta del millón:  ¿Cómo puedo presentar una factura sin ser autónomo? Debido a que la cuota de autónomo a la Seguridad Social es bastante elevada en España, son muchas las personas que se plantean si existen otras posibilidades de facturar trabajos como profesional independiente o freelance sin tener que darse de alta en el régimen de autónomos. En este artículo te explicamos qué opciones legales existen.

¿Cuánto cuesta ser autónomo en España?

La cotización de los profesionales por cuenta propia se realiza a través de las conocidas cuotas de autónomos. Estas cuotas son pagos mensuales que deben realizar los autónomos de forma obligatoria mientras estén dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), siendo una cantidad que se mantiene intacta independientemente del nivel de ingresos que se obtengan. Es por este motivo que muchas personas se plantean si realmente les compensa o no darte de alta como autónomos para facturar según qué trabajos, como por ejemplo trabajos puntuales para ganar un dinero extra (es decir, trabajos que no está previsto que generen los ingresos suficientes como para vivir de ellos).

Concretamente, la cuota mínima de autónomo para 2019 es de 283,3 € (con respecto a 2018, esta cuota mínima se ha incrementado en 64 euros anuales, es decir, 5,3 € al mes)

 

¿Se puede legalmente facturar sin estar dado de alta como autónomo?

Muchos portales en internet afirman de forma rotunda que sí se puede facturar sin ser autónomo, lo cual está generando muchas confusiones al respecto de este tema, dado que la realidad es que Hacienda obliga a estar dado de alta para facturar cualquier tipo de trabajo, salvo en determinados supuestos en los que es posible hacerlo sin ser autónomo, y que se consideran excepciones.

 

¿En qué casos puedo facturar sin ser autónomo?

La normativa establece que las personas que realicen una actividad económica a título lucrativo de forma habitual, personal y directa, sin tener un contrato de trabajo, deben darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Por tanto, debido a que la normativa no aclara de forma específica qué se entiende por una actividad económica lucrativa habitual, en la jurisprudencia y en la práctica se considera legal facturar sin ser autónomo cuando los ingresos no son habituales y siempre que sean inferiores al salario mínimo interprofesional (12.600 euros brutos anuales en 2019).

 

 

¿Cómo puedo facturar sin ser autónomo?

En primer lugar, es muy importante que las facturas que emitas sin ser autónomo sean correctas y lleven su correspondiente IVA e IRPF.

Por otro lado, es requisito fundamental estar dado de alta en el censo de actividades económicas de Hacienda. El alta en Hacienda no tiene coste, y nos permitirá declarar los ingresos obtenidos por IVA e IRPF en nuestra actividad, presentando los correspondientes modelos 036 y 037.

Si no nos damos de alta en Hacienda estaríamos apropiándonos indebidamente de esos impuestos, lo cual es fácilmente detectable por parte de Hacienda, dado que las empresas con las que trabajemos declararán sus operaciones.

Por último, es primordial que verifiquemos que nuestra actividad no sea habitual (es decir, que la desarrollemos de forma esporádica y que por tanto no se trate de nuestro medio de vida), y que con los ingresos derivados de esta actividad no superemos el Salario Mínimo Interprofesional en cada período anual.

 

Estás navegando en la versión móvil (AMP)
Ver versión original.