El liderazgo en la empresa

El desarrollo del liderazgo en la empresa incrementa la calidad del trabajo en el equipo.

La transformación tecnológica, los clientes con nuevos comportamientos, la exigencia de nuevas soluciones, exigen un ritmo rápido de ejecución que no puede ser responsabilidad de un único profesional.

Un líder con mentalidad de crecimiento consigue que las personas que integran su equipo incrementen su compromiso, hace que el talento de cada una de ellas sea más visible y les permite alcanzar oportunidades de gran valor.

Características del Liderazgo en la empresa

 

La actualización de los modelos de liderazgo implica la puesta en práctica de las siguientes características:

  • Creación de equipos multidisciplinares con autonomía real para organizarse.
  • Gestión y búsqueda de soluciones en grupo.
  • Responsabilidad en el cumplimiento de los objetivos principales.
  • Entrega de soluciones de calidad.
  • Solucionar con agilidad las necesidades de los clientes.
  • Empoderamiento del equipo para ejecutar tareas y proyectos.
  • Dinamismo y estrategia.
  • Asignación de recursos a las prioridades estratégicas.
  • Facilitar la comunicación evitando jerarquías.
  • Creación de estructuras más flexibles.
  • Permitir una estrategia en la ejecución de las prioridades en la empresa.
  • Interacción continua con el equipo aportando nuevas formas de trabajo.
  • Iniciativas de capacitación de las personas facilitándoles el conocimiento de conceptos y metodologías.

 

Objetivos del liderazgo

 

Enumeramos los principales objetivos a cumplir por una empresa que persigue la implantación de una cultura de liderazgo:

  • Definición de una estrategia y de las políticas de actuación.
  • Mayor eficiencia, especialización y mejor calidad de servicio.
  • Visión unificada y homogénea del negocio.
  • Equipos multidisciplinares que rompan la separación entre departamentos.
  • Flujo de la información.
  • Mantenimiento de un criterio único para todos los equipos.
  • Colaboración, coordinación y conexión entre los diferentes equipos.
  • Oportunidades de movilidad interdepartamental.
  • Saber gestionar e identificar el riesgo en la empresa.
  • Asegurarse el nivel debido de conocimiento y especialización para responder a las demandas de los clientes.

 

La cultura del buen #liderazgo en la #empresa sinónimo de #éxito en #equipo. Clic para tuitear

Ventajas del liderazgo

 

Para los departamentos de Recursos Humanos cumplir una buena agenda estratégica significa incrementar la reputación, importancia, calidad y rendimientos de una empresa u organización:

  • Tener un equipo homogéneo empobrece, sin embargo un equipo multidisciplinario aporta valor, reputación y rendimiento.
  • Empoderamiento de los equipos a los que se les aporta responsabilidades y autoridad para toma de decisiones.
  • Se pone en práctica la cultura del aprendizaje y no del miedo, motivando a las personas a formar parte de un equipo con valores sólidos.
  • Unidad de criterio bajo una comunicación efectiva, transmitida con habilidad social.
  • Fomento e impulso de las competencias de cada persona dentro de un equipo.
  • Difusión de la información y el conocimiento.
  • Mejor gestión de los recursos orientados a la capacitación de todo el equipo.
  • Prestación de un mejor servicio al cliente.
  • Generosidad y humildad, utilizando el “poder” en beneficio de todos.
  • Se crean relaciones saludables en las que no existe autoritarismo.
  • Los éxitos no son individuales forman parte de todo el equipo.
  • Se facilita la movilidad de las personas respetando las fortalezas, los objetivos profesionales del individuo y las propias necesidades comerciales de la empresa.

 

Conclusiones

 

Hay que dejar tiempo y espacio a los equipos para que puedan expresarse, gestionarse y proponer soluciones alternativas, este margen de actuación que proporciona un verdadero líder ayudará al crecimiento profesional de todos los trabajadores, sin egoísmos y sin limitaciones.

Un perfil autoritario e impaciente conlleva a un equipo que sólo sigue instrucciones y que no cuestiona ni propone, que deja de generar eficacia a través de la creatividad, y como consecuencia llegamos a una empresa que no crece.

El liderazgo en la empresa debe ser gestionado recapacitando a los empleados, construyendo colectivamente una base de confianza y compromiso, siempre en conexión con las personas que la integran.

Carisma, optimismo, influencia positiva, humildad, protección de todos los miembros del equipo, confianza, colaboración, motivación, integración, sentimiento de pertenencia, intercambio de ideas sometidas a debate, participación, enriquecimiento y aprendizaje continuo, son cualidades a destacar en la cultura del liderazgo en la empresa.

 

 

Referencias Normativas

 

 

 

Otros artículos de interés

 

Photo by Annie Spratt on Unsplash

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.