Networking: una de las claves para encontrar empleo.

Seguro que has oído hablar de los Networking en más de una ocasión. De la importancia que estos tienen si quieres ampliar tu red de contactos. Y es que, acudir a uno de ellos te puede servir de trampolín para entrar en el mundo laboral o para mejorar tu situación actual. 

Hablar de Networking hoy día es hablar de establecer redes de contactos, de mejora y crecimiento profesional. Estos eventos que han ganado popularidad en los últimos años, son los preferidos por las empresas para establecer vínculos con otros profesionales del sector o para captar a jóvenes talentos. Pero, ¿en qué consiste exactamente un networking?

Networking: el trampolín al mundo laboral

Tal y como hemos mencionado anteriormente, se entiende por Networking la ampliación de la red de contactos. Estos eventos que han ganado popularidad en los últimos años se han convertido en pieza clave para jóvenes que buscan empleo, emprendedores que quieren dar difusión a sus negocios o personal de recursos humanos que busca a nuevos talentos. Y es que, es una forma sencilla de comunicarnos con personas de nuestro interés sin necesidad de realizar una inversión monetaria. Por otro lado, si eres trabajador y estás buscando empleo o mejorar el que ya tienes, estos eventos son clave para mostrar todo tu potencial.

Nunca comas solo

Puede que te suene de algo esta frase, puesto que se trata del título de uno de los libros más populares sobre el Networking y la gestión de nuestras redes de contacto. Muy recomendable. Pero centrándonos en lo que de verdad nos importa ahora, vamos a enumerar una serie de consejos que nunca vienen mal si acudes a uno de estos eventos. Coge papel y boli porque empezamos.

  1. Hazte visible: y no hablamos de ir al evento y presentarte a todo el mundo. Es importante que antes de acudir al Networking, trabajes tu presencia online. Esto puedes hacerlo creándote un perfil en LinkedIn que actualices de manera continua, un blog o similar donde muestres tus proyectos al mundo.
  2. Prepara tus tarjetas de visita: está bien que establezcas una conversación interesante con alguien pero…¿estás seguro que te recordará pasados unos días? Es por ello que entregar una tarjeta física con tus datos de contacto va a ayudar a que los contactos te recuerden.
  3. Deja la timidez en casa: ¿de qué te sirve ir a mil eventos si no hablas con nadie? ¡Lánzate a la piscina!, todos estarán encantados de conocerte.
  4. Muestra interés: no hagas de la conversación un monólogo, deja que los demás te cuenten sus proyectos y muestra interés. Nunca sabes cuándo va a surgir una oportunidad.
  5. Haz un seguimiento: dicen que las primeras 48 horas son clave para afianzar la relación que has establecido con tus nuevos contactos. Envíales una invitación a LinkedIn con un mensaje personalizado haciendo referencia a la conversación que mantuvisteis o a alguno de los proyectos que esa persona tiene.

Estos consejos te ayudarán a afrontar estos eventos con más tranquilidad pero si que es cierto que lo más importante es siempre una buena dosis de confianza. Así que fuera nervios y recuerda… ¡confía en tu potencial! 

Hay una versión móvil para esta página(AMP).

Abrir versión móvil.